miércoles, 24 de enero de 2018

Este Keke De 107 Años Hallado En La Antártida, Aún Se Ve Apetitoso

Foto: Antarctic Heritage Trust
Si alguna vez te has preguntado que tan bien se conserva la comida en los lugares mas helados del planeta, mira este keke de 107 años que fue descubierto en la Antártida; se ve bastante bueno para ser comido y ha estado muy bien conservado por mas de un siglo.
El keke fue encontrado en una cabaña abandonada en Cabo Adare, fue dejado atrás por el grupo de la Expedición Terra Nova que llegó al lugar en febrero de 1911.
Todos aquellos bravos exploradores se han ido y este keke de frutas ha sobrevivido mucho mas que cualquiera de ellos y le ha dado a los investigadores una vista hacia una pequeña parte de las expediciones de hace un siglo.
Fue hallado por un equipo del Antartic Heritage Trust (AHT) de Nueva Zelanda. Trust lleva mas de un año recolectando objetos de Cabo Adare. En la actualidad llevan acumulando casi 1500 objetos para su conservación. 
Foto: Antarctic Heritage Trust
“Con  solo dos semanas para continuar con la conservación de los artefactos de Cabo Adare, encontrar un keke de frutas perfectamente preservado, en el ultimo puñado de latas sin identificación y totalmente corroídas, fue toda una sorpresa”, dijo Lizzie Mick, administrador de AHT.
“Es una comida de alta energía, ideal para las condiciones antárticas, y aún es el favorito en los viajes modernos hacia el hielo”.
El bien conservado keke fue descubierto en una caja de lata y fue horneado por la compañía de bizcochos Huntley y Palmers. El equipo de AHT quitó el óxido de la caja, la deacidificó, así como también reparó el envoltorio de papel alrededor del keke y a este finalmente le agregaron químicos para estabilizar su preservación para los años venideros.
Sensatamente, nadie probó un solo bocado.
De acuerdo a documentos históricos, el líder de la expedición Terra Nova, Robert Falcon Scott, llevo este keke con él en 1910. Aunque él no se detuvo en Cabo Adare, algunos de su equipo lo hicieron y es por ellos que los investigadores hacen la conexión.
Scott fue parte de un grupo que navegó más al sur, partieron con el objetivo de llegar al Polo Sur geológico, pero los exploradores fueron derrotados por 34 días de diferencia por el noruego Roald Amundsen.
Foto: Antarctic Heritage Trust
Luego de alcanzar el Polo, el equipo de Scott fue golpeado por el mal clima y la enfermedad, además de perder la cita con el grupo de rescate.  Los viajeros sucumbieron ante esas condiciones el 29 de marzo de 1912, a 18 kilómetros del punto de suministros más cercano.
El equipo del norte que permaneció en Cabo Adare tuvo mejor suerte pero solo apenas. Luego de dejar la cabaña, sobrevivieron a un horrible invierno acampando en cuevas de nieve hasta finalmente llegar a su barco.
Habiendo retirado del lugar los casi 1500 artefactos, la siguiente misión de AHT es iniciar los trabajos de conservación de los edificios en Cabo Adare que son las primeras construcciones humanas en la Antártida que datan de 1899.
Eso también significa que son los únicos ejemplos que nos quedan de las primeras construcciones que se hayan levantado en cualquiera de los continentes.
Una vez que la restauración esté completa, los artefactos preservados serán regresados al lugar, con keke y todo.
Eventualmente, las construcciones se verán como eran originalmente, un testimonio de las condiciones experimentadas por algunos de los más ambiciosos exploradores del siglo XX.

0 comentarios: